Llegó silencioso, 
con sus años elegantes 
su varón seductor
sus manos en mi piel
su lengua apasionada
se deslizó suavemente por mi vientre 
sus besos sutilmente embriagándome
mi goce despertó
se meció con ternura
los poros en mi cuerpo 
provocados de placer

Mi desmayo inconsciente
me llevaba al infinito
mi sexo no paraba de soñar
un ósculo atrapó las huellas en mi pubis 
mi garganta ardiente 
cual trago de Pisco peruano
versos dulces brotaban de mi ser
el reloj dejo de sonar 
el sueño se hizo canción 
la melodía del Bolero 
dictaba los movimientos en la cama

Delicadamente mi ojos apagados 
sentían el mundo 
madrugaron noches 
el gemido en la almohada
dichoso confidente 
la mañana aparecía
el jinete susurraba su partida
mi frente marcada 
dejo su sello indomable
el exquisito trago convertido en veneno 
dejó tendido el cadáver en la cama.

Madeleini Sosa - 2014 - Desnudos en mi habitación - / Derechos reservados / 

ENCUENTRO

Caigo en este abismo que es mío, 
tiene mi nombre y apellido, 
vendados mis ojos caigo
en el infinito, 
donde se encuentra las dagas 
que abrirán mi cuerpo, 
mi sangre dulce
beberá la tierra y las piedras,
es el maleficio de mi suerte, 
por sentirme mujer y ser amante. 

Necesito dolor para no caer en depresión, 
maldigo este hueco corazón, 
se dejo robar el poco amor que tenía, 
pero bendigo la luna que cubrió mi pecado 
con éxtasis de pasión, 
un amanecer de domingo
donde mi libertad se volcó, 
borrando mis miedos 
como dulce lluvia 
que mojo la noche de mi despedida. 

Madeleini Sosa - Parcela de Sueños 2014

A Cadavre Exquis

La poesía enamora,
la voz del poeta enamora,
el verso enamora,
al final la poesía enamora,
pero no oculta, el dolor,
la mentira, el miedo,
el tiempo, la distancia,
el eco de una voz que quiere que vuelva
y el llamado de alguien
que no es libre porque tiene compañera,
la poesía enamora,
la voz del poeta enamora,
pero solo queda como un sueño,
un sueño de Julio,
donde la poesía se eleva …
abrazo su poema “casi obsceno” -
con uno de sus mejores versos :
"No soy malvado trato de enamorarte
intento ser sincero con lo enfermo que estoy
y entrar en el maleficio de tu cuerpo” …
me enamora la poesía,
pero no borra la verdad de una historia,
de una vida,
el camino sigue siendo camino
de dos mundos distintos,
donde el tiempo verá si solo fueron 4 días de poesía,
o solo momentos que vinieron y así como vinieron se van….
La poesía enamora

Madeleini Sosa - Parcela de Sueños 2014 

A MI HIJO

Cuando ya era el día de tu venida , fueron mis lagrimas quieren festejaron , cuando escuche tu sonrisa, fue mi vientre quien salto de emoción. Se que algún día volarás como todas las aves en primavera, y que podrás crear una familia, y tendrás tu que aconsejar y seguir siempre adelante dando ejemplo a los tuyos. Puedo decir que no fui buena madre, pero si creo ser una gran amiga, y esté donde esté Amor mio, yo siempre estaré contigo. No dejaré un testamento, pero si te diré que dejo lo mejor en esta tierra y que luchará por sus sueños, y hará feliz a muchos … Te amo, y te amaré siempre… se humilde, sincero y sobre todo correcto con todo lo que haces… te amo por siempre Hijo mio ….

SIN TíTULO

Este cuarto reprocha el tiempo,

aquel que maldijo mis horas;

un constante ir y venir de aquellos amantes, 

aquel momento y aquel quejido. 

Las sabanas y la almohada

solo guardan secretos angustiados,

un rose y una mano que pinto mi cuerpo

y enveneno mis labios.

Puedo describir mi desdicha

que más que dolor fue placer

que seducía mis horas y mi piel,

pero desdicha al fin. 

Un cuerpo ahora ya hace desnudo

pero no hay quien encaje en él,

ahora el cuarto borro recuerdos, 

no tiene a quien pedir placer… 

Madeleini Sosa -2014 / Parcela de Sueños 

Susurrándote y en caricias recibiste mis versos, importo muy poco la rima y las metáforas, simplemente un susurro que se volvió melodía.

Esta verdad, que más que verdad, es solo un  deseo que imploró mi cuerpo, le pedí a ruegos casi completos solo una noche a tu lado.

Perdí cual joven principiante el goce de su primer beso, pero con  la sencillez de pedírtelo, como si cada uno de ellos fueran siempre los primeros.